fbpx

China reduciría producción de acero

LONDRES- El níquel cayó un 7% en Londres, debido a que los temores a una merma de la demanda crecieron tras las noticias de que China reduciría la producción de acero inoxidable, mientras que el cobre retrocedió.

Dos tercios del níquel es utilizado para fabricar acero inoxidable. Las expectativas de una fuerte demanda por parte de las acererías chinas ayudaron a impulsar en mayo al níquel a un máximo histórico de 51.800 dólares por tonelada.

Pero el martes 19 de junio, cayó a 37.500 dólares, 2.900 dólares o un 7,2 por ciento por debajo del cierre de la víspera. Posteriormente cerró a 37.600 dólares en la Bolsa de Metales de Londres (LME).

Los productores de acero de China dijeron que evalúan recortar la producción con el fin de brindar soporte a los precios del acero inoxidable.

«Anticipamos que el precio continuaría bajando mientras los participantes del mercado asimilan la relajación de los fundamentos,» afirmó Barclays Capital en una nota.

La sustitución y los recortes de producción se están registrando en todo el mundo. POSCO, la tercera siderúrgica mundial, ha centrado la atención en productos de acero inoxidable que no contengan níquel, debido a que los precios récord del metal estrechan los márgenes de ganancias.

El níquel ya había perdido terreno en los últimos días ante los cambios que la LME hizo a las reglas de negociación para aliviar la estrechez de suministros.

HUELGAS CUPRIFERAS

En la LME, el cobre para entrega en tres meses cerró a 7.430 dólares la tonelada, 110 dólares a la baja frente al cierre del lunes, cuando subió a un máximo de cinco semanas de 7.695 dólares.

En la división de metales COMEX de la Bolsa Mercantil de Nueva York, el cobre perdió 2,05 centavos, a 3,3995 dólares la libra; tras oscilar entre 3,3620 y 3,4190 dólares.

«Estamos observando una leve toma de ganancias en el cobre,» dijo el analista John Meyer de Numis Securities.

«No logramos permanecer ayer (lunes) por encima del nivel de 7.600 dólares, por lo que ahora está bajando hacia el piso del rango,» dijo un operador en el piso de la LME.

El cobre, utilizado mayormente en cableado y tuberías, ha ganado más de un 30 por ciento este año. Actualmente, el metal rojo opera cerca de 1.300 dólares por debajo del récord histórico de 8.800 dólares.

«En general continuamos optimistas en torno al cobre (…) los inventarios están cayendo todos los días y las posibles huelgas también apuntalarán al mercado,» dijo un operador.

Las existencias en los almacenes certificados por la LME se redujeron en 1.650 toneladas, a 114.950 toneladas, su menor nivel desde octubre pasado y menos de tres días de consumo mundial.

Los trabajadores de la planta Canadian Copper Refinery (CCR) de Xstrata en Montreal, Canadá, suspendieron faenas pero la minera anglosuiza dijo no tener planes de diálogos con los empleados sindicalizados.

En Chile, las negociaciones contractuales en Collahuasi, una de las minas cupríferas más grandes del mundo, se estancaron a pocos días de que expire el actual contrato colectivo.

Por otro lado, los trabajadores de las dos minas de cobre y una fundición de Southern Copper en Perú lanzarán una huelga el 23 de junio.

El plomo ganó 10 dólares, a 2.400 dólares, aún cerca del récord alcanzado el lunes de 2.430 dólares. El metal, utilizado principalmente por los fabricantes de baterías, registra un alza de un 46 por ciento en lo que va del año.

El aluminio subió 1 dólar, a 2.706 dólares; mientras el zinc retrocedió 75 dólares, a 3.610 dólares. El estaño finalizó a 14.100/14.150 dólares, desde 14.175/14.200 dólares.