fbpx

Ferreteros pagan protección especial cuando llega el cemento

Venezuela.- La falta de materiales de construcción en todo el país ha comenzado generar alteraciones del orden público a las puertas de ferreterías y distribuidores de artículos para el sector. Es el caso de Los Teques, capital del estado Miranda.
Insultos y hasta amenazas ha recibido el dueño de una ferretería ubicada en la avenida Bolívar de Los Teques, donde el mes pasado llegaron gandolas cargadas de cemento en dos ocasiones.

«En ambas oportunidades la cola alcanzó los dos kilómetros de largo. En la primera el producto no se dio abasto para la cantidad de clientes, lo que causó molestias al punto que querían entrar a agredirme, por lo que desde entonces pago bajo cuerda a algunos policías para que me custodien cuando llega esta mercancía», relató el afectado, quien pidió el anonimato «para evitar problemas con la Guardia del Pueblo».

Como este testimonio abundan en otros comercios del ramo donde han tenido conatos de trifulca entre los compradores que tras hacer colas de hasta cinco horas no pueden acceder al producto porque cuando les toca el turno la mercancía ya se ha agotado.

Al respecto, el titular del Centro de Coordinación Policial Nro. 1 -Altos    Mirandinos-, comisario Oswaldo Villegas, señaló que «sólo hacemos acto de presencia en estos lugares cuando reportan alteraciones de orden público, pese a que hay comerciantes que pretenden tener una patrulla frente al local todo el día».

Agregó que «en el caso de la policía de Miranda no contamos con patrullas ni personal que pueda estar vinculado a estos presuntos pagos porque todos están ubicados en función de los cuadrantes; además, tenemos muchos despachos por tribunales y a través de la radio tenemos monitoreados a todos nuestros agentes».

Agregó Villegas que efectivamente ha escuchado rumores al respecto «pero no de nuestra parte; quien llegase a ver alguna unidad con enviar la foto tiene para denunciar la irregularidad», puntualizó.

Villegas añadió que ha sostenido reuniones con los ferreteros y los compradores y otra incomodidad detectada es la presencia de personas de Las Adjuntas y La Victoria para comprar el material de construcción.

«Al respecto aconsejamos a los voceros de los consejos comunales que cada vez que llegue el cemento se reúnan con el dueño de la ferretería de la zona para vigilar que primero se atiendan las necesidades de la comunidad y si queda para el resto de los pobladores de otras zonas».

Al establecer contacto con el director de Poliguaicaipuro, Levis Ávila, señaló que no estaba autorizado para declarar por ser un tema «delicado».

Gandolas monitoreadas

La desesperación por la falta de materiales de construcción ha hecho que los compradores establezcan contacto con los camioneros que distribuyen la mercancía para saber cuándo y a donde van a entregar los insumos que necesitan.

«Me hice pana de uno de los choferes y él me avisa desde que sale y me va dando las coordenadas: cuando viene por la ARC, Las Tejerías y cuando ya está llegando a Los Teques y así soy de los primeros en la cola para garantizar la compra del producto», relató Jairo Pereira, quien busca cemento para terminar la construcción de su casa, paralizada desde el año pasado.

Fuente: http://www.eluniversal.com



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.