fbpx

Bombillas de bajo consumo reducirán un 80% las emisiones de CO2 según Philips

Sustituir las tradicionales bombillas incandescentes por otras de bajo consumo reducirá las emisiones de CO2 de los países miembros de la Unión Europea en un 80 por ciento hasta 2016, lo que equivale a 156 millones de barriles de petróleo, según Philips. A partir de este 1 de septiembre, las bombillas tradicionales desaparecerán progresivamente del mercado y serán sustituidas por otras de bajo consumo en todos los países miembros de la Unión Europea, lo que según Philips representa una gran oportunidad para lograr una mayor sostenibilidad y eficiencia energética.

Este proceso, según la compañía, supondrá un ahorro anual de 38 millones de toneladas de CO2, lo que equivale a aproximadamente 10.000 millones de euros.

En este sentido, el presidente de Philips Ibérica y Director General de Philips Alumbrado, Antonio Duato, asegura que el alumbrado es responsable de casi el 20 por ciento del consumo de electricidad en todo el mundo, y además subraya que cerca de dos tercios del alumbrado europeo utilizan tecnologías ineficientes a nivel energético.

Por su parte, la Comisión Europea estima que la medida permitirá un ahorro anual de 40.000 millones de kilovatios a la hora (KWh) a partir de 2020, lo que equivale al consumo eléctrico de once millones de hogares.

De este modo, las emisiones de CO2 se reducirán anualmente en 15 millones de toneladas, lo que contribuirá a alcanzar el objetivo de reducir el 20% de las emisiones para 2020, valoró la CE.