fbpx

Pavco invirtió $19.000 millones en planta de Bogotá y fortalecerá otras áreas de negocios

Colombia.- La empresa colombiana que fabrica y comercializa tubosistemas ampliará la capacidad instalada de Biaxial, un PVC mejorado y de mayor resistencia para la conducción del agua potable. Además, lanzará al mercado un sistema para rehabilitar las redes de acueducto, alcantarillado, gas e industrial, sin necesidad de abrir zanjas (ZinZanja), que puede ser empleado en redes de tuberías de 110 milímetros a 1.100.

Esta empresa también acaba de fortalecer su unidad de infraestructura con Novafort, una tubería de grandes diámetros (24, 27 y 30 pulgadas) que permite mejor hermeticidad y rigidez en los tramos de alcantarillado durante la vida útil de la misma.

El gerente general de Pavco, Carlos González Vega, dijo que la mexicana Mexichem -dueña de esa empresa- ha realizado en lo corrido de este año compras de equipos por 300 millones de dólares para las plantas en Latinoamérica.

Con la inversión en Biaxial, la empresa también pretende contribuir a superar el desempeño actual de la cadena de petroquímica y plástico que se ha visto afectada, por el incremento en los costos de producción y las condiciones de competencia, principalmente en el mercado interno.

Según un estudio de los gremios industriales, encabezado por la Andi, el aumento de los precios del petróleo ha afectado de manera importante los costos de producción en los diversos eslabones de esta cadena productiva. También posee una importante capacidad instalada ociosa, en el caso de tubosistemas de PVC.

Aún así, los jugadores del mercado anunciaron recientemente nuevos movimientos en el país: Tuvinil, del grupo Durman Esquivel-Tubotec, adquirió la planta de Celta S.A., a la propia Mexichem en Barranquilla), y la brasileña Tigre informó sobre la apertura de una factoría en cercanías a Bogotá.

Altos precios de materias primas

En el mercado local, el efecto de los altos precios de materias primas en esta cadena ha sido mitigado parcialmente por la apreciación del peso frente al dólar. Pero simultáneamente, se observa un aumento en importaciones y una menor dinámica de las exportaciones.

En el sector también se ha registrado un significativo incremento de las compras de productos provenientes de países con los cuales Colombia tiene acuerdos de libre comercio y otros en situación irregular, ya sea a precios anormalmente bajos o el comercio abiertamente ilegal.

Aunque la construcción en el país viene en baja, nuevas obras de infraestructura, la reaparición de la propia devaluación y el descenso de los precios del petróleo, podrían , sin embargo, poner la industria ahora en un ciclo favorable en el mercado nacional.