fbpx

Algunas veces los desastres "favorecen" ferreterías

Chile.- Luego del impacto que produjo en más de 750 familias el desborde del Río Las Minas, son miles los magallánicos que han trabajado en labores de limpieza para “levantar Punta Arenas”.Con el objetivo de realizar estos trabajos y prepararse para el invierno, los magallánicos han llegado hasta las distintas ferreterías para comprar botas de goma, trajes de agua, palas y otros implementos de limpieza.
Al consultar en ferreterías de la comuna, reconocen que han experimentado un aumento sustancial en las ventas, que esperan se mantengan en los próximos días.
Al realizar la proyección, los empresarios ferreteros señalaron que a futuro las ventas de productos relacionados con la construcción y reparación aumentarán de la misma manera.
María Paz Durán, de la Ferretería El Águila, aseguró que “los productos más vendidos se han visto en cosas para la limpieza: palas, botas, carretillas”. Agregó que se han aumentado las ventas en iluminación, y en maquinaria se vendieron motobombas.
Mientras que en relación a la reparación, Durán comentó que “obviamente va a haber una mayor demanda con respecto del tema. El Serviu está manejando ese tema y se van a ver involucradas las ferreterías, pero se está trabajando en un programa para el tema de la reconstrucción”.
Por su parte, Francisco Pizarro, de Sodimac, coincidió con Durán y aseguró que en los próximos días deberían aumentar las ventas de materiales de construcción. Pizarro aseguró que “durante los días de la inundación, los sacos para escombros y pala, los vendimos inmediatamente. En el caso de las botas de agua, quedamos quebrados, que es cuando quedamos sin nada”. Agregó que paulatinamente han aumentado las ventas de materiales de construcción y de limpieza.
Aclaró que luego de la inundación bajó la venta en general, pero aumentó en productos que eran necesarios.
En relación a la cantidad de los productos en stock, Durán manifestó que “estamos con el abastecimiento normal, obviamente van a haber algunas cosas que va a haber que reforzar, pero como va a estar manejado a través de un catastro que es manejado por el Serviu se va a tratar de adelantar y traer los productos que van a tener mayor demanda”. En este sentido, proyectó que la mayor demanda podría darse en maciza y palos, dado que hay muchas viviendas de madera en el sector, revestimiento externos y principalmente recubrimientos de piso.
Mientras que en Sodimac, si bien hay algunos productos que se encuentran agotados, ya se han hecho las solicitudes. “No sólo por la inundación, sino porque estamos comenzando el invierno”, dijo. Los pedidos llegan en diez días.
Rodolfo Córdova, de Ferretería Las Américas, explicó que las ventas no han aumentado tanto después de la inundación. “Creo que no hemos aumentado fuertemente, porque no estábamos tan abastecidos de los artículos que se necesitaban como muchos de los comerciantes en la zona”.
A juicio, de Córdova se requerían palas, botas, trajes de agua, y eso se acabó, pero era poco el stock que teníamos, por lo que no ha incidido mayormente en las ventas.
Agregó que se hicieron los pedidos, lo que debería demorar entre 10 y 15 días en llegar a la región. A esa fecha espera que la demanda se haya normalizado, es por esta razón que se pidió la cantidad habitual de productos.

Fuente: http://www.elpinguino.com



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.